Política de Privacidad Contacto Enlaces Medios Inicio
Fundación ARS Nuestras necesidades Nuestras actividades Te necesitamos Hazte benefactor

Vocaciones

Para que no nos falten nunca sacerdotes:

El progreso verdadero no sólo incluye los aspectos puramente materiales (salud e higiene, alimentación, condiciones dignas de trabajo, etc.) sino también los valores del espíritu: la concordia, la esperanza, la generosidad, etc.

La Iglesia Católica está comprometida con ese crecimiento integral de toda la vida social. Los sacerdotes, desde la posición discreta que tienen en las parroquias, hospitales, cárceles y centros educativos, son instrumento imprescindible para el avance de lo que el Papa Juan Pablo II quiso llamar "la civilización del amor".

Pero para que siga habiendo sacerdotes, para que esa llama que la fe cristiana encendió en nuestra nación no se apague, es imprescindible el sostenimiento de los seminarios donde se forman.